Los cristianos en China, acusados de propagar el Covid-19

Diversos sectores de la sociedad culpan a los cristianos de la extensión del virus.

En China, circulan rumores de que los cristianos son los responsables de un nuevo brote de Covid-19 en la provincia oriental de Hebei.

Según algunos de los mensajes publicados en las redes sociales WeChat y Weibo, el coronavirus se habría propagado a través de actividades religiosas por parte de católicos y misioneros extranjeros en algunas aldeas de Gaocheng, distrito de la capital Shijiazhuang, que a principios de mes fue bloqueada luego de que se registraran cientos de nuevos casos.

La rama de Gaocheng de la Asociación Patriótica Católica China, la cual fue aprobada por el estado, desacreditó tales rumores. “La difusión de los rumores ha violado gravemente los derechos e intereses legales de los sacerdotes de la Iglesia Católica y ha socavado la armonía y estabilidad de la sociedad”, dijo en un comunicado. Señalaron que es casi imposible que los sacerdotes extranjeros entren al país debido a las regulaciones por el Covid-19, y que no hay iglesias católicas en las aldeas que se mencionaran en las publicaciones de las redes sociales.

A pesar de que las actividades religiosas de las Iglesias aprobadas por el estado en el área han sido suspendidas, un colaborador local le dijo a Puertas Abiertas que no existe razón alguna para pensar que los rumores fueran parte de una campaña del gobierno para forzar el cierre de las iglesias.

“Si esto es lo que pretendían, tendrían otras herramientas que podrían usar”, dijo la fuente. “Como siempre, lo último que quiere el gobierno comunista es la inestabilidad social. Lo evitarían a toda costa y, por lo tanto, lo más probable es que incitar al odio en las comunidades no sea algo que ellos inicien.”